Maneja de forma segura, tu tanque estacionario.

publicado en: BLOG, Sin categoría | 0

 

Te damos algunas sugerencias sobre los puntos críticos en el manejo y operación de este tipo de equipos, lo que te permitirá controlar y minimizar los riesgos asociados al manejo del Gas LP y a su almacenamiento en tanques estacionarios.

 

  1. Su instalación:  Este tipo de tanques debe ser instalado sobre una base sólida, preferentemente de cemento, fijados al piso, a la intemperie, si es en una azotea  próximos a la calle y sin pegarlo a ninguna pared. Por norma se debe usar tubería de cobre y esta debe ser pintada de amarillo. Su instalación debe ser llevada a cabo  por personal capacitado. Lejos de cualquier equipo que pueda provocar chispas y de equipos que en su funcionamiento produzcan flama.
  2. Al momento de su carga: Despejar la zona de personas, supervisar la actividad y registrar lo marcado por los sistemas del camión y de tu propio tanque, de paso se asegura que lo cobrado sea lo llenado.
  3. En caso de fuga: Si esta fuga es muy fuerte corte inmediatamente el suministro de gas, no se puede esperar a encontrar la fuga, es mejor llamar a personal capacitado (como bomberos o protección civil) para hacerlo. Si la fuga es leve, o sea se siente olor no intenso, busque la fuga con una esponja o trapo con espuma de jabón, nunca con un cerillo encendido y luego de detectarla llama a personal capacitado para repararlo.
  4. Vida útil de estos equipos: Los tanque de gas estacionario tienen una durabilidad de 10 años y luego de este tiempo  se puede extender siempre y cuando se haga un estudio para determinar  la integridad física del equipo y dependiendo de la normatividad vigente en tu país. No es extraño que en un  condominio pueda haber  un tanque de más de 20 años que siga prestando servicios, pero esto se sale de toda lógica de una operación segura de estos equipos. Mantenga alejadas a las mascotas de los tanques puesto que su orina es muy corrosiva y puede acortar la vida útil del tanque.
  5. Mantenimiento: Además de cuidar que sea pintado en la medida en que lo necesite, es necesario revisar por lo menos una vez al año todas  las válvulas, el manómetro , las tuberías y cualquier otro equipamiento que traiga el tanque de gas, ya que por corrosión o por uso estos se pueden dañar. Lo anterior lo debe realizar una persona capacitada puesto que trabajar con equipos de gas implica un alto riesgo.

Dejar una opinión